Propiedades del Aceite de Uva

La uva es conocida por ser una fruta muy rica, con la que se producen muchos productos derivados, como el aceite de uva, que contiene muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, que te presentamos a continuación en OtraMedicina.
¿Cómo se obtiene el aceite de uva?
El aceite de uva se obtiene de la semilla de la uva, a través de un proceso de prensado en frío, después de que se utilizó para hacer vino. Este aceite es muy utilizado en productos para el cuidado facial y corporal, porque sus efectos contra el envejecimiento.
El aceite de uva es muy rico en vitaminas, minerales y proteínas, y se puede encontrar en muchos productos tales como jabones, cuidado del cabello, cosméticos, cremas faciales, cremas corporales, aceites de baño, bálsamos para labios, entre otros.
Propiedades del aceite de uva:
Propiedades antioxidantes
El aceite de uva contiene polifenoles, que son potentes antioxidantes, más incluso que la vitamina C y la vitamina E. Los polifenoles también poseen propiedades antiinflamatorias, que ayudan a eliminar el acné.
Ayuda para la piel :El aceite de uva puede ser de gran ayuda para desobstruir los poros y eliminar el acné, por lo que es muy bueno para la piel grasa. El aceite de uva contiene gran cantidad de ácido linoleico, que es un ácido graso esencial para la salud de la piel y de las membranas celulares.
También se conoce el efecto del aceite de uva para retener humedad, permitiendo que tu piel se sienta más tersa y suave.
Propiedades antiarrugas:
El aceite de uva ayuda a combatir los radicales libres y a destruir algunas enzimas que destruyen al colágeno, la elastina y otros tejidos conectivos. Además, con su gran contenido de vitamina C, ayuda a la piel con la producción de colágeno.
Ayuda a la circulación sanguínea
También puede ser de gran ayuda para mejorar la función del sistema circulatorio, así como para el alivio de venas varicosas.
Otras condiciones que pueden mejorarse con el aceite de uva son:
El síndrome premenstrual
Las caries dentales
El cáncer
La insuficiencia venosa crónica (daño de las válvulas en las venas)